El Partido Alianza Verde de Colombia ha hecho un llamamiento al apoyo y la solidaridad internacional por la crítica situación que atraviesa actualmente el país latinoamericano. Tras la ruptura de un proceso de paz ya inestable, el país ha sido testigo de un increíble aumento de masacres, brutalidad policial y violencia en los últimos meses, todo ello con el telón de fondo de la pandemia de Covid-19.

Los días 9 y 10 de septiembre del año pasado, las protestas contra la brutalidad policial en la ciudad capital de Bogotá, se volvieron mortales cuando la Policía Nacional empezó a disparar contra civiles desarmados, desoyendo descaradamente las órdenes explícitas de la alcaldesa verde Claudia López de no utilizar armas de fuego contra los manifestantes. Un total de 13 personas murieron y 75 resultaron heridas como consecuencia de los disparos. Horrorizada por la violencia sin sentido, la alcaldesa verde de Bogotá, Claudia López, calificó este trágico suceso como una «masacre de nuestros jóvenes en Bogotá» en un vídeo publicado en Facebook.

Tras la masacre, el Partido Verde Europeo, liderado por su copresidenta y representante Evelyne Huytebroeck, hizo un llamamiento al Gobierno Nacional de Colombia condenando la actuación de la Policía Nacional en un vídeo que puede verse a continuación. En el video, el Partido Verde Europeo calificó los hechos del pasado septiembre como «una amenaza a la democracia» e instó al Gobierno Nacional de Colombia a «proporcionar justicia, verdad y reparación a las víctimas de los disparos ilegales de la policía contra civiles desarmados».

Los Verdes colombianos también han denunciado que Colombia es «uno de los países más peligrosos del mundo para los activistas medioambientales» y pretenden llamar la atención sobre el asesinato de la líder social y defensora del medio ambiente Juana Perea, quien recibió un disparo mortal el pasado noviembre por su activismo. El asesinato de Perea parece estar relacionado con su oposición a la construcción de un puerto en el golfo de Tribugá. En un comunicado de prensa, el Partido Alianza Verde pidió ayuda a la comunidad internacional para denunciar el creciente número de asesinatos de activistas sociales y verdes.

En un intento de presionar al Gobierno colombiano para que firme el Acuerdo de Escazú, que proporciona una mayor protección a los defensores del medio ambiente, así como el acceso a la información sobre la Justicia Ambiental, los Verdes colombianos buscan que los gobiernos internacionales pidan al Presidente Duque que proteja a los activistas ambientales y condene toda forma de violencia contra ellos.

La creciente violencia en Colombia se une a una desigualdad social agobiante, así como a la frágil paz que han dejado una prolongada guerra civil y un proceso de paz fragmentado. Desde la firma de los acuerdos de paz de La Habana con la antigua guerrilla de las FARC en agosto de 2016, han sido asesinadas unas 1.000 personas. Esta cifra incluye a líderes sociales, defensores de los derechos humanos y activistas medioambientales.

Según el Partido Alianza Verde, el partido del gobierno nacional ha actuado abiertamente en contra del proceso de paz, provocando un retraso en la implementación de los acuerdos de paz que ha provocado una nueva ola de violencia que muchos pensaban que Colombia había dejado atrás para siempre. Se suponía que los acuerdos de paz de La Habana iban a suponer un nuevo momento para la Colombia moderna, un momento de paz que el país no había experimentado en profundidad desde el inicio de La Violencia en 1948, pero hoy Colombia está, una vez más, más cerca de la violencia que de la paz.

En una reciente carta dirigida al Ministro de Asuntos Exteriores australiano, la senadora verde Janet Rice instaba a los funcionarios australianos a que pidan al Gobierno Nacional de Colombia «que ponga en marcha el proceso de paz, que respete el derecho de sus ciudadanos a protestar y que valore y proteja la vida humana». En la carta, la senadora Janet Rice recordaba al Ministro de Asuntos Exteriores australiano que muchos colombianos viven temiendo por sus vidas, en medio de un conflicto interminable entre grupos paramilitares, cárteles de la droga y fuerzas gubernamentales.

Condenando la falta de acción del gobierno colombiano ante los asesinatos de activistas sociales y verdes y criticando el reiterado rechazo gubernamental a posibles reformas policiales, el Partido Alianza Verde de Colombia ha acudido a la plataforma Global Greens en busca de apoyo para concienciar sobre la crítica situación que vive el país.

En concreto, los Verdes colombianos instan a los gobiernos internacionales a emitir declaraciones dirigidas al gobierno colombiano para presionar al presidente Duque a que reconozca la gravedad de la situación y actúe en consecuencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here