TORONTO, ON – Mike Schreiner, líder del Partido Verde de Ontario, exige al gobierno provincial de Doug Ford más esfuerzos para proteger a los trabajadores migrantes que viven en condiciones precarias a pesar de ser una parte vital del sistema agrícola de Canadá

En una reciente publicación, Mike Schreiner explica que los esfuerzos en materia de prevención de la COVID-19 en el sector agrícola se quedan cortos a la hora de incidir en las condiciones que viven los trabajadores inmigrantes desde el inicio de esta pandemia.

Bueno en teoría, no en la práctica

Los comentarios de Schreiner son una respuesta a la promesa que hizo Ford de aumentar las inspecciones en las granjas de todo Ontario. Estas inspecciones forman parte del plan de prevención de brotes para proteger a todos los trabajadores del sector agrícola y garantizar el cumplimiento de las reglas de seguridad contra el COVID-19.

El plan de acción ofrece una amplia estrategia para prevenir y contener los brotes de COVID-19, y va acompañado de una importante ayuda económica.

Ontario diseñó este plan de acción después de la indignación pública por las condiciones en las que se obligaba a laborar a los trabajadores migrantes durante la primera ola de la pandemia. A finales del 2020, una serie de brotes en diferentes granjas de Ontario provocaron 1.788 infecciones y 3 muertes entre los trabajadores migrantes. Estos trabajadores suelen vivir en casas compactas y trabajan muy cerca unos de otros, lo que favorece la propagación del virus y los pone en mayor riesgo de atraparlo.

El plan de prevención establece una estrategia sólida, pero la mayor parte de la acción está en manos de los propietarios de las granjas. Se espera que cumplan estas sugerencias, pero en una parte de los casos, ellos son incapaces de hacerlo debido a limitaciones financieras, capacidades espaciales y/o perspectivas administrativas.

El plan de acción y la inversión financiera de Ontario están presentes, pero no parecen ser suficientes. Desde el despliegue del plan, se han declarado múltiples brotes, incluso durante la temporada baja de cosecha. Es difícil establecer cifras definitivas debido a la falta de pruebas para los trabajadores y a la reluctancia de revelar los brotes. No obstante, en el condado de Windsor-Essex, uno de los principales condados agrícolas de Ontario, se confirmaron hasta 4 brotes en el sector agrícola en la semana del 8 de febrero.

La petición de Schreiner de que se tomen medidas suplementarias es urgente. Como menciona en su publicación, en las próximas semanas llegarán unos 2.000 trabajadores más para hacer frente a la demanda de mano de obra agrícola de Canadá. Según Schreiner, el esfuerzo de inspección del Gobierno Provincial es «demasiado poco y demasiado tarde».

Los derechos de los inmigrantes son derechos humanos

Múltiples organizaciones se han presentado para aclarar las condiciones de los trabajadores migrantes. Los propios trabajadores tienen miedo de hablar por temor a perder sus empleos.

En diciembre, Justice for Migrant Workers, una organización que lucha por los derechos de los trabajadores inmigrantes en Ontario, escribió una carta destinada a los funcionarios públicos en la que revelo las conversaciones que habían mantenido con distintos trabajadores inmigrantes. Los trabajadores, que decidieron permanecer en el anonimato, describieron condiciones de trabajo en las que los propietarios de las granjas mantenían en secreto los brotes e incluso llegaban a retener sus resultados de las pruebas de COVID-19.

La carta, dirigida a funcionarios de los gobiernos federal y provincial, se hace eco de los comentarios de Mike Schreiner sobre la necesidad de tomar más medidas para proteger a estos trabajadores.

Según las estadísticas de Canadá, estos trabajadores migrantes constituyen más del 40% de la mano de obra que sostiene la industria agrícola de Ontario, valorada en 13.700 millones de dólares. Según Mike Schreiner, se tiene que actuar ahora y, dado el papel crucial que desempeñan en la cadena de suministro de alimentos de Canadá, los trabajadores deberían ser incluidos en la estrategia de vacunación de Ontario.

Luis Alvarez

Luis se graduó en la Universidad McGill con una licenciatura en Desarrollo Internacional y una especialización en Comunicación. Nació en México y emigró a Canadá cuando tenía nueve años. Le apasiona el medio ambiente y las formas eficaces de abordar colectivamente el problema del cambio climático. En su tiempo libre, a Luis le gusta viajar por Canadá para descubrir sus bellos paisajes.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here